TERMINACIÓN DEL ARRENDAMIENTO-Ley 83/1980 de Arrendamientos Rústicos

TERMINACIÓN DEL ARRENDAMIENTO

Ley 83/1980, de 31 de Diciembre de Arrendamientos Rústicos

(DISPOSICIÓN DEROGADA)

 

Curso Gratuito de Agente Inmobiliario…

Todo lo que necesitas saber para ser como un profesional!!!!

Ir al Índice del curso

 

A) Resolución
Artículo 75.

El contrato podrá resolverse a instancia del arrendador por alguna de las causas siguientes:

Primera. Falta de pago de la renta.

Segunda. Incumplir gravemente la obligación de mejora o transformación de la finca, si el arrendatario se hubiere comprometido a ello en el contrato.

Tercera. No explotar la finca, aun parcialmente, o destinarla en todo o en parte a fines o aprovechamientos distintos a los previstos en el artículo primero de esta Ley.

Cuarta. Subarrendar, ceder o subrogar, salvo en los casos y con los requisitos previstos en esta Ley.

Quinta. Causar graves daños en la finca, con dolo o negligencia manifiesta.

Sexta. En los casos de plantaciones o aprovechamientos forestales regulados en el artículo treinta y cuatro de la Ley cinco/mil novecientos setenta y siete, de cuatro de enero.

Artículo 76.

Serán también causas de resolución a instancia del arrendador, por interés social:

Primera. Perder el arrendatario su condición de profesional de la agricultura.

Segunda. No reunir o perder la Entidad arrendataria las características a que se refiere el artículo quince, apartados b) a e).

Tercera. Excederse el arrendatario de los límites que impone el artículo dieciocho.

Cuarta. Infringir normas vigentes en orden a mejoras o cultivos, siempre que la infracción comporte de modo expreso la resolución del contrato.

Quinta. Las que estén determinadas por Leyes especiales.

Artículo 77.

En cuanto a la causa tercera de resolución del artículo anterior, la acción del desahucio corresponderá a cualquier arrendador si hubiere más de uno y afectará a la finca entera y no sólo al exceso, siendo, en su caso, preferido el arrendador que primero entable la demanda.

Artículo 78.

La resolución del derecho del arrendador sobre la finca arrendada facultará al que resulte propietario para pedir la resolución del arrendamiento sin perjuicio de las acciones que correspondan a los que concertaron el arrendamiento.

B) Sucesión
Artículo 79.

1. En caso de fallecimiento del arrendatario, tendrá derecho a sucederle en el arrendamiento, por orden de preferencia, salvo lo dispuesto en el apartado d) del artículo setenta y uno:

Primero. El legitimario o cooperador de hecho en el cultivo de la finca que designe el arrendatario en su testamento.

Segundo. El cónyuge supérstite no separado legalmente o de hecho.

Tercero. El heredero o legatario que al abrirse la herencia fuera subarrendatario de la finca o cooperador de hecho en su cultivo.

Cuarto. Cualquiera de los restantes herederos.

2. En todo caso el sucesor habrá de ser profesional de la agricultura.

Artículo 80.

1. Cuando existieran varias personas con el mismo derecho sucederá en el arrendamiento aquel que elijan por mayoría los que tienen derecho a continuar el arrendamiento. Esta elección será notificada fehacientemente al arrendador antes de los dos meses siguientes al fallecimiento del arrendatario; de no recibirse la comunicación, el arrendador, previo requerimiento para que realicen la elección antes de los quince días siguientes, elegirá al que prefiera.

2. En el caso de ser varios los arrendatarios, al fallecimiento de cualquiera de ellos los que le sucedan se integrarán en la relación arrendaticia, sin que por ello se altere el carácter indivisible de ésta. Si no existieren personas con derecho a suceder en el arrendamiento o no lo ejercieren, el contrato continuará con los demás arrendatarios.

Artículo 81.

La relación arrendaticia no podrá ser objeto de valoración en la sucesión del arrendatario, sin perjuicio de computar en la herencia los créditos y deudas que tenga pendientes el fallecido en relación con el arrendamiento.

C) Extinción
Artículo 82.

1. Si la finca dada en arrendamiento se perdiera totalmente por caso fortuito o fuerza mayor, el arrendamiento quedará extinguido, sin derecho a indemnización para ninguna de las partes. En los casos de pérdida parcial, el arrendatario podrá optar entre continuar el arriendo con la reducción proporcional de la renta o pedir la resolución del contrato.

2. Si la pérdida se debiera a culpa o dolo de una de las partes, tendrá la otra derecho a la indemnización correspondiente.

Artículo 83.

1. El arrendamiento se extingue y el arrendador podrá instar al desahucio:

a) Por haber expirado el período contractual, si el arrendatario hubiere renunciado al derecho de prórroga.

b) Por haber expirado el último período de prórroga legal, salvo que hubiere habido tácita reconducción, en cuyo caso ésta tendrá la duración establecida en el Código Civil.

c) Por haber expirado el período de tácita reconducción.

2. Si, vigente el contrato, sobreviene cualquiera de las dos primeras circunstancias mencionadas en el artículo séptimo, apartado uno, el arrendador o su causahabiente podrá dar por finalizado el arriendo avisando con seis meses de antelación al arrendatario, que deberá dejar libre la finca a la terminación del año agrícola. En tales casos el arrendatario tendrá derecho a la doceava parte del precio de la tierra, según el que tengan las fincas rústicas de su misma calidad y cultivo en la zona, en concepto de indemnización por las perturbaciones y gastos que le ocasione el cese inmediato, y otro tanto por cada uno de los años que le restarían de vigencia al contrato, sin computar las futuras prórrogas y sin que pueda nunca rebasarse el precio total de la finca arrendada, valorada como rústica. Las indemnizaciones por mejoras o gastos realizados hasta el cambio de circunstancias no entrarán a componer las estimaciones de valor referidas y se pagarán aparte, conforme a lo establecido en la presente Ley.

3. Si sobreviene la tercera de las circunstancias mencionadas en el artículo séptimo, apartado uno, el arrendador o su causahabiente sólo podrá poner término al arriendo, con los mismos requisitos e indemnización determinados en el apartado anterior, en el caso de que se proponga edificar, establecer instalaciones industriales o destinar la tierra o cualquier obra a actividad no agraria. Si en el plazo de un año desde que quede libre el predio no dieren comienzo las obras u operaciones necesarias para realizar las citadas obras o actividades por causas imputables al arrendador, o se simularen o interrumpieren maliciosamente, podrá el arrendatario obtener judicialmente la reposición en el disfrute de la finca y una indemnización suplementaria no inferior a dos anualidades de renta que los Tribunales determinarán en función de la malicia que aprecien y de los perjuicios ocasionados.

4. En el juicio que en cualquiera de los supuestos previstos se siga para poner término al arriendo quedarán determinadas en su caso las indemnizaciones que corresponda percibir al arrendatario y si recayese sentencia de desahucio no podrá ser ésta ejecutada sin el previo pago o consignación de dichas indemnizaciones.

5. Si las circunstancias a que se refiere este artículo afectaran solamente a una parte de la finca arrendada, podrá acordarse judicialmente, a petición del arrendatario, que se restrinja para el futuro el arrendamiento a lo que reste la finca, con la consiguiente reducción de la renta, limitándose en este caso las indemnizaciones que corresponden al arrendatario a la parte de la finca en que cese el arrendamiento.

 

CAPÍTULO I DISPOSICIONES GENERALES DE LOS ARRENDAMIENTOS

CAPÍTULO II PARTES CONTRATANTES

CAPÍTULO III FORMA Y PRUEBA DEL CONTRATO

CAPÍTULO IV DURACIÓN

CAPÍTULO V RENTA

CAPÍTULO VI GASTOS Y MEJORAS

CAPÍTULO VII SUBARRIENDO, CESIÓN Y SUBROGACIÓN

CAPÍTULO VIII TERMINACIÓN DEL ARRENDAMIENTO

CAPÍTULO IX FORMAS DE ACCESO A LA PROPIEDAD

CAPÍTULO X EXPROPIACIÓN

CAPÍTULO XI ARRENDAMIENTO PARCIARIO

 

CAPÍTULO I DISPOSICIONES GENERALES DE LAS APARCERÍAS

CAPÍTULO II FORMA DEL CONTRATO Y VALORACIÓN DE LAS APORTACIONES

CAPÍTULO III DURACIÓN

CAPÍTULO IV DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LAS PARTES

CAPÍTULO V REVISIÓN

CAPÍTULO VI MEJORAS

CAPÍTULO VII EXTINCIÓN

CAPÍTULO VIII FORMAS DE ACCESO A LA ROPIEDAD

CAPÍTULO IX CONVERSIÓN DE LA APARCERÍA DE ARRENDAMIENTO

CAPÍTULO X EXPROPIACIÓN

JURISDICCIÓN EN MATERIA DE ARRENDAMIENTOS RÚSTICOS Y APACERÍAS

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

DISPOSICIONES ADICIONALES

DISPOSICIÓN FINAL

 

Ir al Índice del curso

¿Estas pensando en vender una propiedad? Puedes crear un Anuncio de forma fácil y rápida en Portal Marruecos. Plataforma de Anuncios Clasificados para España –  Marruecos.

¿Te gustaría comprar un inmueble en España? Actualmente existe mucha oferta en España, eso es verdad… sin embargo una forma mucho más simple de encontrar exactamente lo que estás buscando, ahorrándote mucho tiempo y esfuerzo, es mediante un Personal Shopper Inmobiliario… si buscas una persona de confianza, no dudes en ponerte en contacto conmigo a través del siguiente formulario:

15 septiembre, 2019 2:13 pm